Entrevista asociados EMCC Blog Isabel Boix

Entrevista a Isabel Boix

EMCC Practitioner

Mentora y Coach

Especializada en la gestión del cambio

Ante el cambio, ¿te resistes o aprendes?

¿Cómo ha sido tu trayectoria hasta llegar hasta aquí? 

Los que me conocen saben muy bien cómo me gustan los retos y los cambios. Siempre he buscado en ellos la oportunidad de crecer.

Licenciada en Biología, posgraduada en Medioambiente, MBA en IESE, experta certificada en Coaching y Mentoring por UNIR y acreditada por EMCC como Practitioner coach y mentora.

Mi vida profesional se desarrolló durante más de veinte años en posiciones directivas en grandes multinacionales del sector de la alimentación, en el área de calidad y desarrollo. He trabajado en más de veinte países, liderando equipos multidisciplinares de más de doscientas personas. Hace diez años, fruto de mi carácter emprendedor, empecé a trabajar como freelance, consultora de mejora de procesos e implantación de los cambios y desde hace nueve años vivo en Alemania, donde he creado dos empresas.

Fruto de todo ello, este bagaje tan diverso: de idiomas, de países, de culturas, de tipos de empresa, de mundo urbano y rural, de arte y de ciencia… con el que tanto creo que puede aportar.

Llego a este momento de mi vida sintiendo que el coaching y el mentoring forman parte de una larga evolución personal y profesional, y los dirijo hacia mis dos grandes pasiones: las personas y la gestión del cambio.

Para ello me he formado a conciencia –y no dejo de hacerlo– con la finalidad de poder acompañar a las personas en sus procesos de cambio y vivir su viraje hacia una vida alineada. 

¿Qué significa para ti esta acreditación de EMCC? 

Trabajar dentro del marco de EMCC significa rigor y el respeto de un código ético que da a la profesión una forma de proceder y una garantía y seguridad a los clientes. 

A la vez significa transversalidad, entre países, entre profesionales, entre especialidades. Desarrollo continuo y algo muy importante: supervisión, indispensable para nuestro aprendizaje, mejora y avance. 

¿Cuáles son tus planes de futuro? 

Continuar desarrollándome, aprendiendo y aplicándolo, para poder devolver a la sociedad al menos una parte de lo que esta vida me está dando.

En breve arranco dos talleres de desarrollo y en otoño inicio los retiros, a los que he dado forma conforme a lo que yo estaba buscando para mí en el mercado y no encontraba. Será algo muy especial, donde se trabajará con todos los sentidos.

Como he estudiado biología, siento un especial interés por acercarme y profundizar en el campo de la epigenética. 

Y lo que más ilusión me hace: mi trabajo de voluntariado, al que quiero ofrecer más tiempo. Quiero iniciar un programa de mentoring dirigido a las mujeres que consiguen microcréditos en la ONG de la que formo parte, ADESA ONG en Níger. 

¿Cómo ves el panorama del Coaching, el Mentoring y la Supervisión en la actualidad? 

Creo que nuestro trabajo es ya percibido como una herramienta más que puede ayudar a la gente a la hora de acompañarlos y facilitar la consecución de sus metas. 

El complejo contexto de cambio en el que vivimos en los últimos tiempos y la oferta de herramientas tecnológicas a nuestro alcance han impulsado, por un lado, el interés por nuestros servicios y por lo que el proceso puede aportar a las personas y, por otro lado, ha facilitado la divulgación de nuestro trabajo y el acceso a él. 

Percibo también una madurez del sector, una mayor profesionalidad con gente cada vez más preparada y especializada.  

¿Cuál es tu enfoque de Coaching, Mentoring y Supervisión? ¿Cuáles son tus especialidades? 

Ejerzo como mentora y coach personal y por mi trayectoria y experiencia me he especializado en la gestión del cambio. Acompaño a las personas en los procesos de cambio a desarrollar sus habilidades personales y profesionales para lograr sus objetivos y a pasar a la acción.

Las acompaño a avanzar y a que consigan llegar, desde el punto en el que se encuentran hasta aquel en el que les gustaría estar. Las guío en la decisión de lo que realmente quieren en su vida y en su carrera y a planificar cómo hacer que esto suceda por sí mismas. 

En especial trabajo con personas que quieren o deben emprender una nueva orientación profesional y también aquellas que se encuentran en un nuevo entorno o país.    

¿Cuáles son tus mejores cualidades como coach, mentora o supervisora? ¿Qué es lo que tú aportas de forma distintiva en los procesos de Coaching, Mentoring o Supervisión? 

Creo firmemente en el valor de las personas y su potencial y me esfuerzo para que lo descubran y lo utilicen. También creo en el potencial de los cambios y en la oportunidad de saberlos aprovechar.

A la vez, destacaría la empatía, fruto de mi experiencia multidisciplinar tanto en el ámbito profesional como personal.

Y una de las cosas que mis clientes más valoran es el estar presente durante el proceso. El trabajo no se limita a las sesiones, sino que trabajamos y avanzamos mucho entre ellas. Entre sesiones es cuando las cosas suceden, la reflexión, el aprendizaje, pero también las dudas y el miedo aparecen… Allí estoy, cerca. Quiero que sientan la tranquilidad de saber que hay alguien que les acompaña y a la vez les motiva, les impulsa, les reta y les ilusiona.

Y todo ello con mucha energía, tan necesaria en un proceso de cambio, y con mi enfoque personal: «¡avanza hacia tus metas disfrutando del camino!»

Un consejo para quienes se plantean acreditarse por EMCC 

Sin duda EMCC genera el entorno profesional adecuado para ejercer como coach, mentor o supervisor en un contexto de rigor y seriedad, de continuo aprendizaje, de investigación y desarrollo tanto de las personas como de la profesión. Sientes la sensación de comunidad, de colectivo y de acompañamiento en esta maravillosa tarea de impulsar y ver crecer a las personas.

Y lo que más me gusta: lo hace de una forma muy cercana, directa, abierta a la escucha y generosa.